Fotos de los vestidos de novia de familias reales


Fotos de los vestidos de novia de familias reales

El vestido de novia es el vestido más importante en la vida de cada mujer y las mujeres de la familia real no son una excepción. A continuación, vamos a ver algunos vestidos de novia que pasaron a la historia.

 Reina Victoria

Fue la reina británica que influyó en el desarrollo- o más bien la aparición- de la moda nupcial cuando se casó con un vestido de novia de color crema en 1840. Antes la costumbre era ir al altar con vestidos de todos los tonos de rojo, azul e incluso negro, pero no de blanco. La reina no sólo optó por el color poco común de su vestido de novia, sino que tampoco puso las pieles pesadas, el terciopelo, los volantes y otros pomposos adornos. El vestido de la reina del Reino Unido pasó a la historia como una verdadera obra de arte de tejeduría victoriana y fue un vestido de satén ligero adornado con encaje inglés hecho a mano con una cola larga. Lo curioso es que la reina no llevaba diadema sino una delicada corona de flores frescas y un velo.

  Isabel II del Reino Unido

La actual reina no solo tiene el mandato más largo en la historia del Reino Unido, sino también cuenta con el matrimonio con el Príncipe Felipe que duró, sólo imagínenlo, ¡72 años! En 1947 la futura reina se casó con su elegido en un vestido creado por el gran diseñador Norman Hartnell, quien, a su vez, se inspiró en la pintura de un gran maestro. Fue la Allegoria della primavera de Sandro Botticelli y sus motivos florales lo que inspiró al modista a crear un vestido de color marfil salpicado de perlas, cristales, hilos de plata y encaje. La sorprendente creación de Hartnell con una cola de 5 metros recordaba a la túnica de la diosa de la fertilidad.

Princess Elizabeth and her husband Phillip, Duke of Edinburgh at Buckinham Palace after their marriage at Westminster Abbey, 1947. (Photo by © Hulton-Deutsch Collection/CORBIS/Corbis via Getty Images)

  Grace Kelly

La actriz de Hollywood, que se convirtió en la princesa de Mónaco, se casó en 1956 con un vestido creado por la diseñadora principal del estudio MGM Helen Rose. Y estamos hablando solo de uno de cuatro vestidos de novia de Kelly porque la celebración duró dos días. A primera vista el vestido de novia de la princesa parece bastante modesto, pero para crearlo gastaron 25 metros de tafetán, 100 metros de seda y encaje y más de un mes de trabajo continuo. Aunque el vestido era bastante modesto, la cantidad de encaje y perlas que ocultaron todas las costuras y pliegues le dio una elegancia especial. En la cabeza Grace Kelly llevaba un elegante tocado con redecilla, que parecía a una diadema, y un velo.

   Princesa Diana

En 1981 Diana Spencer se casó con el príncipe Carlos con un vestido que hizo historia como la propia Diana. El vestido de novia fue creado por los jóvenes diseñadores ingleses David y Elizabeth Emanuel, poco conocidos en aquel momento. Sin lugar a dudas, el elemento principal de todo el vestido fue la cola de 8 metros, la más larga en la historia del Reino Unido. Pero el vestido en sí merece una atención especial: aunque se veía muy pesado, en realidad no pesaba mucho porque estaba cosido de tafetán de marfil ligero. Desafortunadamente, esto tenía sus inconvenientes: el tafetán es un material poco práctico y se arruga fácilmente. Justo después de que Diana saliera de la berlina, su vestido estaba tan arrugado que parecía más un papel arrugado que un elegante vestido de novia. El estilo del vestido recordaba a las túnicas barrocas y, al mismo tiempo, correspondía a la moda de los años 80 gracias a las mangas volumétricas, los hombros anchos y la abundancia de elementos decorativos como encaje, perlas y lentejuelas. El vestido era realmente impresionante.

LONDON, UNITED KINGDOM – JULY 29: Diana, Princess of Wales, wearing an Emanuel wedding dress, leaves St. Paul’s Cathedral with Prince Charles, Prince of Wales following their wedding on 29 July, 1981 in London, England. (Photo by Anwar Hussein/Getty Images)

    La reina Rania de Jordania

Rania, la reina de Jordania con un gusto espectacular, nació en una familia sencilla, lo que no le impidió conquistar el corazón del heredero al trono Abdalá II. El vestido de novia que vio todo el mundo en 1993 fue increíble. La futura reina junto con el diseñador británico Bruce Oldfield creó un vestido muy atrevido e inusual para la cultura oriental. Combinó las tradiciones de la boda oriental y occidental. Rania llevaba un vestido de satén blanco, que era muy similar al clásico vestido de novia europeo con una falda ancha, una elegante chaqueta de manga corta y un cinturón ancho (muy popular en los años 90) con una hebilla decorada con joyas. Además, todos los atributos de la «novia occidental» estaban presentes: un velo blanco, guantes y una cola larga. ¿Había algo que representaba la tradición islámica? Claro que sí. Fue el impresionante bordado con hilos de oro de ornamentos orientales tradicionales. Oldfield admitió que antes de crear este vestido buscaba inspiración en el museo de Victoria and Albert, en los pasillos dedicados al tema de la cultura siria. A pesar de su educación oriental, Rania siempre tuvo una visión amplia del mundo. Es una mujer con un estilo de vida activo, lo que se reflejó en su vestido de novia que puede considerarse una especie de manifiesto.

(Original Caption) Prince Abdallah with his wife Princess Rania, nee Rania Yassine. (Photo by Maher Attar/Sygma via Getty Images)

     Kate Middleton

La boda de la que en 2011 habló todo el mundo. Todos nosotros, con la respiración contenida, esperamos a que Kate apareciera en el vestido de novia. Aquel momento fue increíble. El vestido para la duquesa de Cambridge lo creó el director creativo de la casa de Alexander McQueen, Sarah Burton. Curiosamente, le salió tan bien que el vestido de Kate Middleton se convirtió en el vestido más replicable del mundo. La mayor parte del corsé estaba cosido de encaje hecho a mano que también aparecía en el dobladillo de la falda: si lo observan bien, pueden ver una elegante aplicación de encaje lo que crea un adorno floral tradicional que simboliza la unidad y la grandeza del Reino Unido. Además, pueden ver contornos de rosas, narcisos, tréboles y cardo. Para enfatizar la cintura de la novia, los diseñadores añadieron unas pequeñas bridas en el área de la cadera dando un poco de volumen a esta área. El vestido de la duquesa era de dos colores. Sarah Burton logró combinar de manera muy armoniosa el satén del color blanco y crema logrando así un tono muy exquisito que tonifica favorablemente el color de la cara y del cabello de Kate. Como lo exige la tradición, el vestido de la duquesa de Cambridge tenía una elegante cola de 3 metros.

WESTMINSTER ABBEY, LONDON, UNITED KINGDOM – 2011/04/29: Bride Kate Middleton arrives with her father Michael Middleton on Royal Rolls Royce at Westminster Abbey. (Photo by Pawel Libera/LightRocket via Getty Images)